3 poemas de Ingrid Bringas

 

CUERPO DE LA CASA

Tripa viva y vísceras,
amor son una anomalía-ya es hora
¿qué es el tiempo? Lo preguntas
no sé cómo explicarte , cómo calcularlo, cuánto nos queda,
apenas el tiempo-una ola-un paso-un deseo

el deseo debe irse y morir,
encoger el cuerpo-abandonarlo a la intemperie,
los ojos no conocen el tiempo

dios no conoce el tiempo,
tiempo de quién,
el dolor no vincula al tiempo

el tiempo no es suerte
la muerte – decorado interior del cuerpo
este cuerpo una casa- la casa de todos apunto de derrumbarse.

 

del libro Objetos imaginarios (Pinos Alados, 2017)

 

 

ESPEJOS

Éramos las ventanas que resuenan con furiosa calma
en algún lugar.
Éramos apenas las palabras, lo que amábamos era apenas el reflejo
del agua
recuerdo un paisaje dócil entre tus manos,
una música.

Los pies danzando a nuestra manera para demostrar que estamos vivos
cerramos los ojos y a los lejos, olía a lluvia;
Éramos un lugar inhabitable
el sonido de tu nombre, la luz entre la sábana
el ángelus de tu cuerpo
Donde éramos apenas silencio.

 

 

CORRESPONDENCIA PRIVADA

La última conversación con mi padre
fue sobre el patio de la casa, miraba lentamente
el árbol
las cerraduras oxidadas, el decía: alguien me espera
como si estuviera en un sueño permanente
y la piel arrugada por el sol
la luz de su lenguaje,
parecía no tener prisa en cada una de sus palabras
pero las palabras se fueron haciendo cenizas
caía el sol sobre las plantas
diluyéndolo todo,
una tarde que alguna vez fue su voz interior
alguna vez fue mi padre
alguna vez fue verano
un eco se apagaba lentamente con el canto de las aves
como la tarde con el pico quebrado.

 

 

_____________________________________________________

Ingrid Bringas (Monterrey, Nuevo León, 1985). Autora de  La Edad de los Salvajes (Editorial Montea, 2015) Jardín Botánico (Abismos Casa editorial, 2016) Nostalgia de la luz (UANL, 2016) 1000 watts de amor electrónico ( Yerba Mala Cartonera, 2016) Another version of me (ebook bilingüe Ofipress México, 2017) y Objetos imaginarios (Pinos Alados, 2017). Ha colaborado en diversas antologías nacionales e internacionales. Parte de su obra ha sido traducida al inglés, francés, árabe y portugués.