3 pøemas de Draupadí de Mora

 

 

¿por qué no puedo tener el alma gorda
para desde ahí mirar el canto de las cosas?
los bigotes de todos los hombres
tan pequeñitos
parecerían caquillas de mosca en filamento
sus cartas sus poemas su aliento
todo lo miraría desde mi alma gorda
y lanzaría una tremenda risa
un pedo sonoro que me hiciera olvidar
por una vez
por una puta vez
que no tengo el alma gorda sino
hambrienta

 

no somos gente que dure
o madure como la fruta en los canastos
no somos gente dura
no invocamos el nombre y la tregua
palabras que duren uno veinte o cien años
somos de apenas un día
de unas horas
de pan recién amasado sin levadura
de resucitar ayer noche con el ruido de la calle
sí ardiente sí vaga
y todo lo que esa calle pueda ser

somos gente de hoy tumba
de ayer viva
de mañana muerta

 

Casablanca

tenemos una casa que es tuya
una casa elevada al menos dos
una casa mínima
una casa ínfima
de las que caben cien en un arroz
a mí me gusta esa casa
a la que se entra por la cocina

y se llega pronto al living
en esa casa imperceptible

ciertamente es casa loca
casa puta
casa fina
casa blanca
sobre todo blanca
qué blanca es esta casa

 

 

_______________________________________________________

Draupadí de Mora (Ciudad de México, 1984) A la fecha ha publicado los libros de poesía El jardín de los violadores amables/Yoya en colaboración con Martín Cinzano (Santiago, G0 Ediciones, 2016) y Lo merecemos todo (Ciudad de México, Mantra Edixxxiones, 2017). Formó parte de la antología El urbano ebrio (Oaxaca, Astromelia, 2016) y Furiae (Edición Digital, Piedra Bezoar, 2017). A la par de su trabajo como escritora, se desempeña como traductora de portugués. Actualmente es co-editora de la revista cartonera PUF! en colaboración con Martín Cinzano