4 pøemas de Braulio Paz

 

#7

Hay ruinas y hay ruinas
Ruinas hechas de ruinas para ser ruinas
y colaborar con una noción que debe invadirlos
Ruinas de eso que fue y nunca más,
reales solo en tanto espacios de transición

Podría enlistar la diferencia entre esta ciudad y otras
pero perdería el punto, hay mucho más que las une
Me importa poco la estética flaneur
En vez suspendo el deber ser e interpelo
a un no sé quién que qué se yo,
mencionada esta aclaración, el camino
oculto casi debajo de un sombrero
pierde las propiedades lineales y ese tendrá que extrapolar

Quisiera decir ni hablo, escribo y la distancia es abismal
es una cuestión de memoria y lo que ocupa

Me importa en algo como funciona la memoria en la ciudad.

Y curiosamente, si das click en un punto x de google maps
veras un barrio desconocido en Budapest
en que la pintura aún no se seca.

No solo la ciudad es distinta con GPS y juegos de realidad aumentada,
la distancia es en sí… ¿Dónde estás? No es una pregunta “real”
pero tampoco se puede pactar nada en esos términos
ven, desfila por mí y pregunta las preguntas correctas
una invitación desoída, las confusiones de la irrealidad de la orientación
arriba ve arriba y a la esquina y dobla en la fuente,
los carteles, las señales en sobrepoblación
y, en Latinoamérica, la sobrepoblación es siempre ausencia.

 

#10
(Wenders planea sobre Berlín)

No es un poema de la calle, hay sí
una ¿ciudad? Hay edificios, quizá esquinas
Hay ¿luz? Una visión de vitral romano
superpuesto a un espejo de agua
¿estaba allí? ¿podemos vislumbrar, a los años, la ciudad?

Arteca ensayaba en su Hotel Babel una condición
fundamental de las grandes ciudades:
que ellas no “sobreviven a los hombres,
sino a sus formas”. ¿Dictadas, hoy tal vez,
por estudio de mercado? Colour Fade.
Un pequeño agujero, toda la pantalla en negro
salvo por ese minúsculo circulo en el centro,
la cámara sobrevuela la ciudad
y solo ve ladrillos, los edificios se deducen
como la materia negra del universo.

Corte!
Los habitantes siguieron su camino.

 

#11

“… we lack the very language to articulate our unfreedom.”
Slavoj Zizek, Welcome to the desert of the Real

 

Oler el Prozac en el cabello contra el rostro
mientras, en la escuela, los niños se acostumbran a un país.

No es un verso político, un comentario más
sobre la absoluta desesperación               No
Pero hay mecanismos de supervivencia tácitos
que la idiotez no deja notar
cuando eres pequeño y no sabes las memorias
que traerá el olor del cabello contra el rostro.

El futuro no se abre ya dispuesto, la palabra,
indigente, se camina por la orilla
incapaz de dar cuenta de la retrogradación de los astros en el cielo
o de la situación de vía trunca, la palabra
ya no es inexpugnable autoridad que dice llueve y lloverá
(nunca fue tan simple Huidobro).

Y, sin embargo, hay quien lo espera

Nuestro error fue hablar de la Utopía con certeza:
una pintura puntillista,
una pérgola en medio del jardín,
un mar de verde, un cementerio.
Las fotos que tengo que hacer,
las que no tome por voluntad de regresar
cuando la fe no venía encapsulada en la documentación.

Todos parecen ahora querer reciclar los desechos,
pero nadie quiere crear desperdicios: nadie es capaz ya
de crearse un personaje y meterlo en un tacho de basura
para que espere a Dios, no en la indigencia del espíritu
sino en la desposesión, en lo tirable, en lo inservible

Te han spoileado un final
No digo “el” por no dejar ganar a la formula estadística
avalada por la falsa libertad de una respuesta de opción múltiple,
la duda quedamos, los ojos opacos, la vía láctea
la estrella de Belén
omnipresente el sueño aun cuando
el paisaje de la ciudad se resiste…
y es que si reunieras a las personas más inteligentes del universo
y las hicieras jugar a nostradamus, descubrirías
que un tiro de moneda es más preciso
sin importar cuantos chimpancés
o vendedores de biblia
diseques en tu experimento

 

#26

Nunca saber si lo que está no extraña
falto entero de valor o inteligencia
sugiera de vez en vez de a poco en polvo
de hecho a suposición desmedida
si se va en balde la vida si la finta a los
cuatro que miran y el mundo ignora
funciona si la gente se va mientras

Nunca queda bien parado por fallo
de articulación y fraseo de redes
de hilos de abandonos y corazas
la torpeza social es su propio lenguaje de señas
y por ahí les va vuelto e ido y vuelto hasta
por ilusión de antojo por gusto mal guiado
hybris del héroe insomne el héroe sin
Camelot sin fantasy trip la ocarina of Time
un héroe solo es un trazo de garrapatas
cadena de ensamblaje en loop a mano alzada
a cable garrapata e hilo dental usado
la avanza la camina y solo eso y solo
un poco de copy paste un poco
de planeta significa vagabundo
y sigue avanza por el plano inclinado
no pesado andar y si solo andar

 

inéditos

 

 

_______________________________________________________

Braulio Paz (Arequipa, 1998) ha publicado Showman (El Pasto Verde Records 2017). Colabora con el boletín de poesía Pesapalabra