Un pøema de Anthony Hernández

MÍRAME CORRER

*
en estos días de sequía
en los que las paredes dentro del pecho
se van tornando chiquitas
—a contrarreloj—
y aceleran la salida del aire,
se me ocurre sentarme en cualquier mesa
y gritar verdad por apuesta,
cambiar mi boca por el agua
o conformarme con ser silencioso lamento

*
las flores de la desidia brotan de los dedos
como tortuosos manojos de sed;
lejanas    de la humedad bajo las calles
se alimentan de ellas mismas;
viven volcadas sobre las llagas,
vuelan viles     sin velo que las contenga

crecen a contrarreloj    —se atreven—
como si vivir fuera una cosa de correr trastiempo
y amarrarse al sol a exponer la falta de luz
con la extensión de su sombra

candadas a su suelo tiran sus dados, arriesgan
su jugada —jurando puentes de auxilio— su belleza
tan lúcida, tenaz
como esa ventana al balcón

*
la mirada de los de afuera, inasibles rayos de luz;
ocasiones para perderse a lo lejos        de sí,
tan ojos, tan lluvias

*
primera mano perdida:
el jardinero dejó que ganara la enredadera en la garganta

*
mírame correr,

míralas            estirarse hacia la luz

 

del libro Saber de sed (ICP, 2017)

 

 

_______________________________________________________

Anthony Hernández Rivera nació en el 1992 en Ponce, Puerto Rico. Completó estudios en psicología y un Juris Doctor en la Universidad de Puerto Rico. Ha sido incluido en revistas y antologías de Puerto Rico y España. Su primer libro, Saber de sed, obtuvo Mención de Honor en la categoría de Poesía de los Premios Nacionales de Literatura del Instituto de Cultura de Puerto Rico (2014), y fue publicado por dicha institución (2017). Mantiene el blog smellmybrain.wordpress.com.