Dos pøemas de Mary Jo Bang

 

LA AUTOPSIA DE UNA ÉPOCA

Era así en ese tiempo, un cuchillo
atravesado en el cartílago, un cuerpo destrozado. La bestia
y la bestia como ceniza mineral. Una ventana hecha añicos.
El clamor colectivo a modo de alarma general
seguida de silencio.

La noche de color negro-bota,
el zumbido alógeno. La cinta reptando en
una máquina antirradar. Después, los vidrios
rotos y el amuleto del puesto de control –el clac
de un brazalete-trampa para turistas. Un brazo. Una baratija.

El chasquido va a la caparazón. La película
en el cráneo protege al juicio de la mojadura,
del ángulo de la correa y
el collar que la conecta. Una posibilidad remota de rastreo.
El descenso de una oscuridad de provincia.

 

LAS NUBES DE ALGODÓN MEDICINALES DESCIENDEN A CUBRIRLOS

A asfixiar sus pequeñeces
en fieltro. Los pliegues insatisfechos, la emoción
fílmica –remota, pálida e impalpable.
Cada uno con su propia inflexión
secreta de necesidad.
No había discusión sobre esto sino un simple cambio
de humor al mencionarse ciertas palabras.
El nexo inane del discurso, que nunca capta del todo
el qué invocado.
Ella dejó caer la ropa interior sobre su cadera.
El matiz bordado de la ilusión,
la idea ebria en la penumbra sutil.
La imagen de una mano convertida en
una mano. ¿De quién? Sí. El deseo reelaborado paso a paso,
un podría que solloza. Un era que se dijo y se queda muy quieto.
Solamente permitía que le pasara
a ella. Cuello y nuca, una curva vuelta
abismo infinito extendido hacia el deseo, el deseo, el deseo,
y listo, un resultado asombroso. ¿No es lindo?
Rosey-o, Rosey-o. Ella se despertó, le dio una mirada:
Ah, sos vos. Sí. Creí que estaba soñando.
En alguna parte cantaban sirenas niñas. Lindo, dijo ella. Lindo.

 

traducción de Sandra Toro

 

 

_______________________________________________________

Mary Jo Bang (Waynesville, Missouri, 1946), es una de las poetas norteamericanas más interesantes de este comienzo de siglo. Hasta la fecha ha publicado seis libros de poesía: “Apology for Want” (1997), obra con la que obtuvo el Katherine Bakeless Nason Prize (1996), “The Downstream Extremity of the Isle of the Swans” (2001), “Louise In Love” (2001), “The Eye Like a Strange Balloon” (2004), “Elegy” (2007) y “The Bride of E” (2009). Jo Bang vive en la actualidad en la ciudad de St. Louis (la misma a la que el director Minnelli le dedicó un maravilloso musical protagonizado por Judy Garland), donde es profesora de inglés y dirige el programa de Escritura Creativa de Washington University.