5 pøemas de «Mano que espeja» de Cristina Elena Pardo

 

distinta
cuerda de la memoria              un alimento que es
cuerpo descompuesto textura una imagen
definitiva antes arterias nudos una
sugerencia que es
cuerpo símbolo
descompuesto

distinta

pulsión de mi memoria           una extraña herida que es
mi cuerpo descompuesto lengua extraña
definitiva ahora tensión o razón
desconocida que es
cristal noche o bálsamo

descompuesto

 

el lado del habla                        un andamio
de silencio ese
lado itinerante que se retira
al descuido

un lado que invita
a la desaparición
del acto                           el andamio

de silencio         ese       lado itinerante que desaparece el

cuerpo lo que hace lo                que        el lado del habla

que pide al borde de su imagen que pide

el anclaje

a

la palabra

 

dar el salto       entre las formas ensayadas fue
la inacabada
dar        un sobrevuelo debe
colgar del
atajo dar dar el salto entre las formas entre
juego y juego                dar
en su rostro
iluminado         fue la forma definitiva la
conserva           el salto)              debe
sin palabras
pulirse
el espejo            antes                   del salto la

guía la alejada la inacabada colgar no

descender

des-      prendién d o s e

 

estirar el lenguaje el instante
tonal    escrito
en el cuerpo     como una oración
murmurable dos
y
tres
veces                  estirar             con las manos
el lenguaje una sensación
de pérdida
en el cuerpo      como la última palabra una vez solo una vez
escrita

 

un reflejo incorporándose a la pared fría la sombra
después del día                  el caduco    espejo

apagá n d o s e

entonces rendidas a la mirada la silueta
incorporándose todo calla           caduco                  un espejo

también duerme

 entonces

 

del libro Mano que espeja (Editorial Balduque, 2018)

 

 

_______________________________________________________

Cristina Elena Pardo nació en Caracas, Venezuela, en 1993. Actualmente es estudiante del programa de doctorado en Latin American, Iberian and Latino Cultures, en The Graduate Center (The City University of New York). Como poeta ha publicado en diferentes medios en Venezuela, España, Ecuador, México, Francia y EE. UU. En 2014 ganó el II Premio de poesía “CM-UCM” en el marco de la IV Semana Complutense de las Letras (Madrid) con el poemario Doler primero (inédito) y recibió una mención en el II Concurso Nacional de Poesía Joven “Rafael Cadenas” (Venezuela, 2017) por su poema “El espacio oscuro”. Su primer poemario, Mano que espeja, fue publicado en febrero del 2018 por la editorial española Balduque. Como fotógrafa, ha expuesto en el marco de PHotoESPAÑA y colabora eventualmente con medios digitales como El Estado Mental o Jot Down Magazine. Es editora de la revista cultural cAVerna magazine y de la revista literaria CALIGRAMA.