Pøemas de Diego Colomba

 

EN UN GOLPE DE SUERTE LO QUE DEBE SER ES

Esos ojos
húmedos
son hermosos
como un pajonal
lleno de patos.

A esos ojos
se les puede
prestar
atención.

Esos ojos
tienen manos:

pueden golpear
con los nudillos
a mi puerta

(entiéndase
“puerta”
como el umbral
de mi carne).

Esos ojos
tienen pies:

quieren entrar
a mi cuerpo
para subirse
al desván
de mi alma.

Ya lo hicieron:

de hecho
han dejado
en los peldaños
una humedad
que impregna
juncos,
patos,
destellos…

 

¿QUÉ SIGNIFICA TENER UN POEMA EN LA CABEZA?

Esta mañana
escribí
un poema
efectista.

Como
un cuento
se leía
de una sola
sentada.

Tenía
inicio
nudo
y desenlace.

Y alguno
que otro
indicio
del final.

Un poema
simbólicamente
sencillo
al que no
le sobraba
nada.

Pero
lo guardé
mal
en la computadora:

lo perdí.

Como si
lo hubiera
soñado
intenté
reescribirlo
en la vigilia.

Mi memoria
era la mano
de un chico
que borroneaba
y confundía
los hilos
del poema.

Con torpeza
quebraba
el símbolo
como si
fuera
una cucharita
de madera
hundida
en el helado.

Sin solución
de continuidad
mi poema
original
se había
vuelto
un mito.

Ahora
mis dedos
debían
soplar
las mentiras
de mi mente.

Soplar
hasta volverlas
un poema
posible.

 

textos inéditos

 

 

_______________________________________________________

Diego Colomba nació en 1972 y reside en Rosario, Argentina, desde 1990. Es poeta y crítico literario. Ha colaborado con reseñas, notas y entrevistas en numerosos medios. Seleccionó y prologó Imaginarios Comunes. Obra periodística de Fernando Toloza (2009). Publicó su tesis de doctorado Letras de Rock Argentino (2011) y el libro de crítica Mesa de novedades. Poesía y narrativa del presente (2013, premio obra inédita del Concurso Provincial de Ensayo Juan Álvarez 2012). En poesía publicó Baja tensión (2012, mención en el Premio Municipal de Poesía Felipe Aldana 2011), Desaire (2014), Inmemorial (2015), Chispero (2016), El largo aliento (2016), el ebook La hospitalidad del mundo (2017) y Papá trajo a casa un Cuatro Ele (2018).