Pøemas de Carlos Katan

 

FORORO

Hoy mi primo
ha muerto
de hambre
Buscaba desesperadamente
un atajo al
paraíso,
encontró un tarro
de asfixia mecánica
a las 8:30pm

Lo que no sabe
el forense
es que mi primo
sólo tenía hambre,
que se ahogó
con el primer alimento
que pudo tocar

Lo que realmente
ignora
es en qué consiste
estar hambriento,
sentir que se
achican tus entrañas,
que el túnel
no tiene salida.

Reconozco su
cuerpo, los signos
de asfixia
son evidentes,
el hambre no se le ve
por ningún lado,
excepto en sus
ojos abiertos
llenos de terror

Ya ha pasado
una semana,
y me pregunto
si alguien sabe
dónde estará mi primo,
y si aún tiene hambre.

 

PAROXETINA

Todo en mi corazón
se pliega
a la renuncia.

Hay días que,
como un ángel,
son terribles.

Sobre ellos
se doblega una mano,
se quiebra,
allí, en donde un filo corta
con exactitud
lo ahogado.

Un puño me contiene
¿Algo más qué decir?

 

 

_______________________________________________________

Carlos Katan (Caracas, 1992). Filosofía (UCV). Sus poemas, reseñas y crónicas aparecen publicados en distintos medios digitales e impresos. Publicó el libro Impercepciones (2011); y parece en la antología: Anotaciones Desde el Ruido (2017). Fue finalista en el Premio de Poesía Joven Rafael Cadenas (2018).